Lactancia

aaTe animamos a que le des una oportunidad a la Lactancia Materna. Es algo que solo ocurre una vez en la vida de cada bebé. Intentarlo no implica un compromiso de por vida. Te animamos a que lo pruebes y le habrás dado a tu bebé el mejor comienzo en la vida. Si hay algún momento donde se cumpla la máxima de “poco es mejor que nada” es aquí. Así no podrás nunca volver la vista atrás y preguntarte si no os perdísteis uno de los mejores regalos de la naturaleza.

Se pueden resolver dudas a través del grupo de consultas de lactancia en Facebookconsultas de lactancia

Para amamantar un mujer solo necesita:

– Querer amamantar. Si estas convencida que es lo que deseas, ya llevas mucho ganado.
– Confiar en tu cuerpo. Si tu cuerpo ha podido crear ese bebe tan maravilloso, ¡cómo no va a poder crear la leche para alimentarlo! Casi el 99% de las mujeres produce leche suficiente para sus bebés.
– Tener información adecuada. Lamentablemente se ha perdido la cultura de la lactancia y casi todas las madres primerizas nos encontramos con que queremos hacer algo que no hemos visto hacer a nadie. Recuerda que tu hijo también es “primerizo”. La lactancia requiere paciencia para ir conociéndoos poco a poco el uno al otro.

¿Por qué darle lactancia materna?

La Organización Mundial de la Salud, UNICEF y la Sociedad Española de Pediatría recomiendan la lactancia materna exclusiva durante los 6 primeros meses y junto con otros alimentos hasta los 2 años o más.

cc

Ventajas para tu hijo/a:

  • Mejor desarrollo cognitivo.
  • Disminuye el riesgo de infecciones gastroitestinales, respiratorias, urinarias y de oído.
  • Disminuye el riesgo de muerte súbita.
  • Disminuye la inidencia de cáncer infantil.
  • Efecto protector frente a algunas enfermedades de adultos como: diabetes, alegias y enfermedades digestivas.
  • Reduce la necesidad de ortodoncia.

Ventajas para ti:

  • Recuperación más rápida posparto y del peso previo al embarazo.
  • Menor riesgo de cáncer de mama.
  • Menos riesgo de enfermedades a partir de la menopausia: osteoporosis y cáncer de ovario.
  • Vínculo con el bebé y bienestar emocional.

Ventajas para el planeta:

  • Es natural y es ecológica.
  • No ha producido ningún tipo de contaminación en su fabricación ni distribución.
  • No contiene conservantes ni ningún producto artificial.
  • No generás ningún residuo en forma de latas, botellas o cartones.

bb

Consejos para un comienzo óptimo desde el hospital

    • Las 2 primeras horas después del parto/cesárea es cuando el bebé está más receptivo para lactar. Aprovecha estos momentos para ponerlo al pecho.
    • Coge al bebé y ponlo directamente en contacto con tu piel. Esto favorece que su temperatura se controle mejor y que la subida de la leche sea más precoz.
    • Al principio pensarás que tus pechos no dan leche. Tienes razón, sale calostro, que es todo lo que tu bebé necesita esos primeros días. El calostro es una vacuna de anticuerpos que llega justo cuando el bebé lo necesita y además es gratis.
    • La lactancia materna no tiene horario, el bebé marca el ritmo. Olvídate del reloj. Si pide cada hora, es normal.
    • Los primeros días pueden estar más adormilados. Intenta despertarlo cada 2-3 horas para que mame (cámbiale el pañal, tócale los pies, etc.)
    • Tienes que descansar. Intenta dormir cada vez que lo hace el bebé. Es muy importante la ayuda de tu pareja, que sea él quien reciba las visitas, que conteste el teléfono, etc. Tú dedícate a descansar, ya tendrás tiempo para la vida social más adelante.
    • Evita el uso del chupete y tetinas hasta que la lactancia esté bien establecida. La succión del chupete es diferente y puede llevar al bebé a la confusión del pezón.
    • La subida de la leche suele ocurrir entre el 2º y el 5º día después del parto/cesárea. Si tienes alguna duda, pregunta en el hospital.
    • Aprovecha la visita del pediatra en el momento del alta para consultarle cualquier duda.

De todas formas, queremos darte algunos consejos:

  • Sigue con la lactancia a demanda.
  • Si le das el pecho, el bebé no necesita ningún otro tipo de alimento (ni manzanilla, ni zumos, ni agua).
  • Vigila las micciones y deposiciones de tu bebé. Es importante que moje unos 5 pañales al día.

Recuerda:

Dar de mamar no duele, el dolor siempre es indicativo de que algo va mal. La mayoría de las veces es un problema de posición y tiene fácil arreglo, pero si no se soluciona a tiempo, pueden aparecer grietas y hace que lo que debería ser un momento muy especial para ti y tu bebé, sea doloroso, lo que puede llevarte a abandonar la lactancia sin desearlo.
Tanto si has tenido algún problema con el inicio de la lactancia, como si no, te invitamos a que te acerques a conocernos. No damos consejos médicos, pero sí contamos con la experiencia de ser madres que damos o hemos dado el pecho a nuestros hijos, y nada mejor que la experiencia de una madre para apoyar a otra.