#HistoriadeLaMamaD’Elx: Entrevista a Marina Leal, actual presidenta de la asociación

Cerramos el ciclo de entrevistas con motivo del decimoquinto aniversario de la asociaciación con la entrevista a Marina Leal Clavel, la actual presidenta. Marina conoce la asociación desde sus inicios en 2006 pues formó parte del grupo de madres que fundaron La Mama d’Elx. En 2017 volvió a implicarse de forma activa en la asociación, desempeñando el cargo de secretaria hasta que en la asamblea general de noviembre de 2020 tomó el relevo de Anaís Ferrández en la presidencia. Marina, además de madre experta en lactancia materna, es enfermera especialista en Enfermería Pediátrica y profesora de Enfermería Infantil de la Universidad Cardenal Herrera de Elche.


Marina, eres la actual presidenta de La Mama d’Elx, aunque conoces la asociación desde sus inicios, pues formaste parte activa en la asamblea constitucional. ¿Podrías contarnos cómo fue tu primer contacto con este grupo de apoyo de madre a madre?

Con mi primera hija, hace exactamente 16 años, tuve muchos problemas con la succión y aparecieron las temibles grietas. Tuve mucha suerte, porque apareció en mi camino Milagrosa González, amiga y matrona del centro de salud, y me ayudó a solucionarlo. También me habló del taller de lactancia, para seguir en contacto y por si surgían más dudas o problemas. Era un taller que recientemente había implantado Mila en el centro de salud del Raval. Una vez por semana las madres lactantes de todas las edades y embarazadas acudían al gimnasio del centro y simplemente nos relacionábamos con Mila de moderadora.  Hablando, escuchando, enseñando las «heridas de guerra», contando las experiencias vividas, los temores, las preocupaciones de cada una se nos pasaban las horas de forma muy agradable. Poco a poco nos dimos cuenta de que teníamos las mismas inquietudes y que las unas nos animábamos a las otras. Ese encuentro era como un motor, muy necesario en una época de pocos apoyos para las lactancias.

Nos poníamos a dar de mamar y charlar, contando cada una sus alegrías y penas en su estrenado estado de maternidad. Recuerdo que encontré a una mamá, Marian (que luego sería miembro de la junta también), con mi mismo problema de grietas, y fue muy reconfortable hablarle y animarla a seguir, igual que Mila lo había hecho conmigo semanas atrás. Fue como devolver al mundo el gran favor que me habían hecho a mí. Y a la vez, gané en seguridad para mí misma.

Mila se acercaba a ti, y con mucha profesionalidad, y sin abordarte en exceso, sabía indicarte lo que necesitabas, y también sabía animarte para que encontraras fuerza y valor para seguir tu instinto de forma segura. Tanto es así, que fue ella la que animó al grupo de las mamás asiduas al taller, para que creáramos la asociación. Y así surgió, buscamos un nombre y un logo, y cuando nos dimos cuenta ya estaba la asociación en marcha. Es tremendo el poder de las madres trabajando en común por sus bebés y por los bebés de otras mamás que no conoces, pero con las que creas unos lazos de lealtad, de fraternidad y de solidaridad poco habituales en otros círculos de relación. Una maravilla de experiencia que recomiendo a todas las madres.

Gracias a ese grupo y a mi familia, pude amamantar a mi segunda hija, y actualmente ayudamos a todas las madres que nos lo solicitan. El apoyo y contacto entre madres es fundamental para seguir con una lactancia exitosa, si ese es el deseo materno.

¿Qué fue lo que te llevó a volver a implicarte de forma activa en la asociación?

Pasaron los años, mis hijas crecieron y dejé paso a otras mamás. La asociación seguía activa y hace unos años acudí a su jornada anual en el centro de congresos, invitada por su presidenta en ese momento, Anaís Ferrández. Sentada escuchando las charlas de nuevo me sentí como en casa, y me acogieron de forma increíble, lo cual estoy muy agradecida.

Me volví a asociar y si crees en este proyecto es algo que te atrapa, te vas enredando y acabas en la junta cuando vas a darte cuenta. Hace falta mucha ayuda, y dependemos de las socias y voluntarias que de forma muy generosa invierten su tiempo para llevar a cabo todos los proyectos en los que trabajamos.

Ahora tengo más tiempo y experiencia, y todo lo que pueda aportar estos años lo hago agradecida de la oportunidad. Además, estoy rodeada de mujeres increíbles, con las que trabajo muy ilusionada y cada día me sorprenden por su capacidad para conseguir un propósito basado en el cuidado de la Infancia. Yo pasaré, pero la asociación y ese sentimiento seguirá ahí, y eso es lo grande, lo maravilloso.

¿Qué objetivos te gustaría conseguir en el medio plazo en la asociación?

Quien quiera conocer nuestros proyectos puede hacerlo entrando en nuestro blog. Pero lo más importante a medio plazo es incrementar el reconocimiento social a la maternidad y la infancia lactante. Eso nos ayudará a conseguir entornos más amables con las madres y los lactantes, que les permitan ser amamantados mientras ambos lo deseen. Conseguir una ciudad que respete hasta ese punto a su infancia, es conseguir una sociedad mucho mejor. Poco a poco llegarán entonces otros objetivos mayores, como bajas para el cuidado del lactante más largas o formación específica de todos los agentes sociales para proteger las lactancias hasta que madre y niño lo deseen, etc.

Y ya, para finalizar, ¿qué le dirías a tu » yo del pasado» al inicio de la lactancia?

Mi yo del pasado pensaba que sabía lactar, ya que debía ser similar a, si me permitís la expresión, «enchufar el pecho como un biberón en la boca del bebé y ya sale solo». Pero estaba muy equivocada. No tenía muchas referencias más. Si yo lo hubiera sabido, antes de tener a mi bebé habría visitado talleres de madres, para ver cómo lo hacen. Se necesita verlos en acción. Saber las posturas, los trucos, cómo evitar los posibles problemas, y tener un lugar donde acudir a cualquier hora en busca de ayuda. Pero también se necesita comprender que no es sólo dar de comer, es establecer una relación nueva con tu bebé, con tu pareja, con tu entorno y contigo misma. Es abrir los ojos a una nueva realidad que viene para quedarse y que asumes con miedos e inseguridades. Por eso el apoyo entre iguales es fundamental y necesario. Existe desde que el mundo es mundo y siempre funcionó. Ahora, tras esta pandemia que nos ha separado, hemos confirmado que el contacto entre las madres es muy necesario y enriquecedor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s