#HistoriadeLaMamaD’Elx: Entrevista a Mari Luz Costa, primera presidenta de la asociación

La Mama d’Elx ha cumplido este año 2021 quince años de existencia y la mejor manera de celebrarlo es recordando la historia de su nacimiento y desarrollo de la mano de las valientes mujeres que han hecho posible que la asociación haya seguido creciendo hasta el día de hoy. Hace unas semanas conocimos cómo fue el inicio de los talleres de lactancia en Elche, guiados por la matrona Milagrosa González (puedes leer la entrevista completa aquí). En el artículo de hoy, y en los de las próximas semanas, os acercaremos un poco más a este proyecto a través de las conversaciones que hemos tenido con todas las presidentas que ha tenido la asociación hasta la fecha: Mari Luz Costa, Fina Urbán, Anaís Ferrández y Marina Leal.

A continuación, reproducimos la entrevista que hemos hecho a Mari Luz Costa, la primera presidenta de La Mama d’Elx, en el periodo de mayo de 2006 a junio de 2014.


Mª Luz, fuiste la primera presidenta de la asociación La Mama d’Elx. ¿Nos podrías contar qué fue lo que te llevó a implicarte en la constitución de un grupo de madres que apoyan y defienden la lactancia materna?

Yo llegué al grupo porque Mila, que es la persona, la impulsora de los talleres de lactancia, era mi matrona en mi segundo embarazo y contándole cómo había ido mi lactancia con Alejandro, que es el mayor, me invitó a participar en los talleres que tenía, que aunque estuviera embarazada pues podía ir a ver con las otras mamás y a aportar algo de mi experiencia de Alejandro. Así que aprovechaba los talleres para ir allí y estar con las mamás.

Luego nació Lucía y ya aparecía con ella en los talleres de lactancia, de tal forma que allí empezamos a crear el grupo de madres, las que coincidíamos siempre en los talleres, con nuestros bebés de las mismas edades. Marian, Marga, Encarna, Raquel, Reme, Paqui, Cristina, …un montón de mamás. Empezamos las que íbamos siempre, y luego se fueron incorporando otras mamás como Marina, la actual presidenta, Anaís, …

Teníamos una ilusión y teníamos un proyecto. Queríamos cambiar las cosas desde el hospital, para que las mamás que decidíamos dar el pecho, que desde el hospital tuviéramos un apoyo, pero nos encontramos con un problema: no éramos una asociación.

Entonces, las mamás que estábamos más activas nos juntamos un día en la cafetería del Centro de Congresos y decidimos a partir de ahí empezar a crear. Marian nos hizo el logo de la asociación y había que empezar a elegir cargos, pero nadie quería elegir cargo y al final les dije: “mira, pues yo de presidenta, porque si no esto no sale adelante”. Y por eso fui presidenta de la Asociación, no por nada más, no por otra cosa, ni fue un cargo elegido ni votado. Fue que nadie se presentaba y decidí que me ponía yo sin más, que no me importaba tener ese cargo, porque nunca hubo cargos como tal dentro de la Asociación, éramos todas las mamás que teníamos una misma ilusión y unas mismas ganas por luchar por algo.

Las mamás más activas que estábamos allí éramos más o menos las que tirábamos de la Asociación. Seguíamos teniendo como punto de encuentro el taller del Raval y desde ahí empezó a crecer. Del taller del Raval pedimos también poder estar en Altabix, de Altabix también en Carrús, por llegar a todos los puntos de Elche, y así fuimos creciendo.

A nivel de asociación, éramos las mismas mamás siempre y luego poco a poco fueron disminuyendo por cosas que van surgiendo y venían, iban… mamás que iban teniendo nuevos bebés, que iban creciendo y se iban marchando.

Y esos fueron los inicios de La Mama d´Elx, querer apoyar a otras mamás que querían dar de mamar.

Para poder atender a mamás había unas cuantas que éramos más valientes y nos atrevíamos a ir a visitar a las mamás en sus casas y a ayudarles en los momentos más difíciles que tenían de la lactancia, si por cualquier causa o motivo no podían ir al taller del Raval.

Estuve activa en la asociación hasta que hace siete años me mudé a vivir a otra ciudad.

¿Cuál ha sido tu momento más especial en la presidencia?

Nuestra primera semana de la lactancia que celebramos en la Plaza del Congreso Eucarístico. Ese es el momento más bonito porque fue un acto muy chulo, tuvimos castillos hinchables, una chocolatada que nos regaló Valor, …. Fue uno de los días que vimos que estábamos consiguiendo cosas y que se nos estaba oyendo.

Y ya, para finalizar, ¿qué le dirías a tu » yo del pasado» al inicio de la lactancia?

Respecto a la lactancia con Alejandro, si hubiera tenido el apoyo de otras madres y de alguien que supiera mi lactancia hubiera durado más.

Con Alejandro llegué hasta los seis meses y con Lucía, con el apoyo de Mila y con el de otras madres, tuvimos una lactancia de dos años y nueve meses, o sea, que imagínate la diferencia de estar acompañada a estar en solitario.

La de Alejandro fue una lactancia mixta, mientras que con Lucía fue una lactancia de pecho y de tener que luchar con la gente, por ejemplo, que veía que iba comiendo el bocata, y por llegar y decirte “mamá, teta”, y darle de mamar, decirte que qué hacía dándole teta…  Ahora que me has hecho recordar mi época de lactancia me emociono porque he disfrutado mucho de ello y de todas las madres que he conocido y las grandes mujeres. Sigo teniendo relación con muchas mamás de aquella época, nuestros hijos han crecido y ahora se han visto de mayores y entre ellos se recuerdan y recuerdan cosas que habíamos hecho cuando estábamos activas en la asociación. Da gusto después de tanto tiempo tener esos recuerdos y esas cosas y que los niños lo recuerden. Muchas gracias por remover mi pasado.

Mari Luz Costa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s