Lactancia materna y vuelta al trabajo

El permiso de maternidad en España sigue siendo hoy en día de sólo 16 semanas, que muchas madres intentan alargar, si pueden, pidiendo la acumulación en jornadas completas del permiso de lactancia, reservando vacaciones durante el embarazo para disfrutar después del permiso de maternidad, … y las más «afortunadas», pidiendo una excedencia para el cuidado del menor sin remuneración económica. Pero, aun así, tarde o temprano llega el día de dejar al niño al cuidado de otra persona. ¿Y qué pasa si el bebé o niño sigue tomando teta? Cuando además vamos a escolarizar al niño, la mamá suele tener muchas dudas acerca de si podrá seguir manteniendo la lactancia.

Pues bien, la lactancia materna puede continuar aunque madre e hijo pasen horas separados, incluso si el bebé asiste a una guardería o escuela infantil. El éxito en el mantenimiento en la lactancia tras la reincorporación de la madre al trabajo remunerado está directamente relacionado con la información que las familias reciban previamente sobre cómo compatibilizar lactancia y trabajo, así como con el apoyo social y profesional recibido. Además, la lactancia materna prolongada mejora el desarrollo cognitivo de los niños.

Cada vez son más las familias que optan por la lactancia materna como forma óptima de alimentar a sus hijos, y cuando las madres se reincorporan al trabajo, más de la mitad está amamantando a su hijo, y desea seguir haciéndolo.

Según datos del Instituto Nacional de Estadística, la tasa de lactancia materna exclusiva (LME) a las tres semanas tras el parto es del 68,40% y a los tres meses se sitúa en el 52,48% (la baja maternal en España es de 3 meses y 3 semanas). Lamentablemente, el dato de la tasa de lactancia materna exclusiva a los seis meses en España es demoledor: sólo el 24,72% de bebés llega hasta los seis meses siendo alimentado con LME. Las comunidades autónomas con mayor tasa de bebés alimentados con LME a los seis meses son País Vasco y La Rioja, con un porcentaje del 39% y 35%, respectivamente. En la Comunidad Valenciana estamos a nivel de la media nacional, sólo una cuarta parte de los bebés llega hasta los seis meses de edad con lactancia materna exclusiva (ver gráfico a continuación).

Tasas de lactancia materna exclusiva a los 6 meses de edad del bebé desagregadas por comunidad autónoma (porcentajes de la leyenda expresados en tanto por cien). Fuente: Instituto Nacional de Estadística. https://www.ine.es/)

Desafortunadamente, no existe una normativa a nivel estatal para que las guarderías acepten leche materna, aunque en algunas comunidades autónomas como Madrid, Cataluña y recientemente Comunidad Valenciana sí han elaborado unas directrices propias, siguiendo el protocolo para la alimentación con leche materna en las escuelas infantiles elaborado por la Asociación Española de Pediatría (2012).

http://www.san.gva.es/documents/151311/9722844/Protocolo_leche_materna_en_Escuelas_Infantiles.pdf

Para aquellas personas cuyas comunidades todavía no dispongan de un protocolo que deban seguir las guarderías para aceptar la leche materna, os dejamos también esta guía elaborada por LactApp en 2020 que os puede servir tanto para saber cómo manipular y transportar vuestra leche al centro, como para hablar con el centro para que os la reciba y sepa cómo manipularla. Si necesitáis más información, también podéis leer esta entrada de nuestro blog sobre extracción y almacenamiento de leche materna y esta otra entrada donde aprender trucos para suplementar con leche materna extraída.

Además, si el bebé es mayor de seis meses, en función de las horas que vaya a pasar con otro cuidador distinto a la madre, podemos optar por extraernos leche y dejársela para que se la dé el ciudador, o bien que este le dé alimentos complementarios en nuestra ausencia, por lo que no es obligatorio acostumbrarle a tomar leche en biberón, por ejemplo, ni tampoco destetetarle si la madre no lo desea. Los bebés aprenden a relacionarse con la persona con la que están en cada momento y a demandar lo que esta pueda satisfacerle, por lo que es probable que cuando la mamá regrese del trabajo el bebé demande mas teta de lo habitual, pues está «recuperando el tiempo perdido».

Sabemos que muchas de vosotras os enfrentaréis en breve a esta etapa tan delicada en vuestra maternidad, y como muchas veces conocer la experiencia real de otras personas y saber que no estamos solas en esto es lo que más nos ayuda, la próxima semana, coincidiendo con el inicio de septiembre y del curso en escuelas infantiles y colegios, publicaremos una entrada con la experiencia personal de una de nuestras socias en el inicio de la guardería de su primer hijo cuando aún era lactante. ¡Mucho ánimo, entre todas hacemos tribu!


¿Sabías que?

A lo largo del año realizamos muchos talleres de los temas más demandados por las mamás relacionados con la lactancia y crianza. En nuestros talleres de mare a mare, mamás voluntarias de la asociación con mucha experiencia en lactancia responden a las dudas de las asistentes, como por ejemplo, sobre extracción y conservación de leche materna, lactancia y colecho, cómo superar las dificultades que se pueden presentar al inicio de la lactancia, etc., pero además, también se comparten experiencias sobre maternidad.

¡Visita nuestra página de Facebook para apuntarte a los que más te interesen y no perderte ninguno!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s